soluciones

Alianza Francesa

Librerias Peluffo

Pie de Página Programa radial. Columnistas: Rayza Zambrano/Pablo Chacón. Conducción Carlos Gustavo Motta. En www.radiomundonet.com.ar

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Hospital de Emergencias Psiquiátricas Torcuato de Alvear
Consultorios Externos (tarde)

-Ciclo de Conferencias-
"El Psicoanálisis, hoy"

Conferencia:
"El acting out y el pasaje al acto como respuesta a la angustia en la clínica de hoy"
Verónica Carbone

Hoy nos visita Verónica Carbone

  • Psicoanalista
  • Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis
  • Miembro de la Escuela de Orientación Lacaniana
  • Se desempeña como Directora responsable de la publicación "Referencias en la obra de Lacan"

Verónica Carbone: Buenas tardes. Quiero hacer un reconocimiento al grupo de gente que se preocupa, con esfuerzo personal, en darle un lugar al discurso psicoanalítico, en una institución, en la Argentina de hoy. Eso es muy importante, que se produzcan estas charlas, la transferencia de trabajo que provocan estas reuniones sostenidas a lo largo de todo un año.

Voy a hablar del acting out y el pasaje al acto. La charla esta tiene como marco el psicoanálisis, en relación a nuestra práctica, y a cómo abordamos estos fenómenos. Ellos ocurren, mucho más hoy en día, en la realidad cotidiana que nos toca vivir. Cuando recibimos un paciente, esperamos que diga algo, aunque muchas veces hay dificultades en que esto ocurra fácilmente. Esperamos que diga algo porque nuestro quehacer es por y con la palabra. Es por la palabra y con la palabra que se va a ir desplegando nuestro quehacer y sus consecuencias, modificaciones subjetivas, responsabilizándose el sujeto por su acción u omisión de lo que acontece.

Por que cuando nosotros hablamos de sujeto, es un sujeto sujetado a los significantes y es sólo por medio de la palabra que esto se puede modificar. Porque el psicoanálisis tiene también un límite que es que la realidad no la puede modificar, es lo imposible, pero sí puede modificar el abordaje del sujeto a esa realidad.

Si vamos a hablar de acting out o pasaje al acto, hay algo que pre-anuncia que está fuera de la palabra.,El acting out y el pasaje al acto son fenómenos, no conceptos. Y esta es una primera puntuación a tener en cuenta. El fenómeno es una manifestación de algo: puede ser horroroso, puede ser estupendo, pero es una manifestación.

Voy a partir de la hipótesis que me ha llevado a trabajar los llamados fenómenos, sean fenómenos del odio, porque no del amor, sea el acting out, el pasaje al acto. Pienso que esos fenómenos son una de las respuestas que da el sujeto a la angustia, esa es la hipótesis. O sea, son respuestas que da el sujeto a lo imposible de decir, a lo real. Hay diferentes modos de encararlos y de ubicarse delante de ellos. Por eso la diferencia de andamiaje teórico marca las diferencias en el abordaje: lo que se hace en la clínica.

¿Qué respuesta damos nosotros desde esta posición? Mucho más cuando esos fenómenos surgen en la clínica o sea, cuando aparece un acting o un pasaje al acto en el medio de un tratamiento ... la verdad es que uno tiembla en el silloncito.

Hay diferentes respuestas desde la medicación hasta la interpretación y su concepto. Es más, se llega hoy día hasta a darle nombres a estos fenómenos, en lengua extranjera, como por ejemplo, panic atac. El ataque de pánico es uno de los nombres que se dan a estos fenómenos. Nuestra posición está en relación al inconsciente, a la verdad y a la angustia.

Pensaba el abordaje de estos fenómenos en relación a estos tres conceptos, esos sí son conceptos y los usaré de guía. Sin angustia, no hay terapéutica. Pero con el desborde de angustia, tampoco hay terapéutica. Esto también vale para el analista porque no podemos dejar de lado, que muchas veces el que queda sorprendido y angustiado puede ser el mismo analista. Complicación que no se puede soslayar, ya que si esto ocurre no es viable un tratamiento eficaz.

El marco teórico, permite precisamente, en esos momentos de irrupción de los fenómenos, tener claro el abordaje a seguir. La respuesta a estos fenómenos desde el marco freudo-lacaniano con respecto a los fenómenos, es hacer de estos fenómenos síntomas. Ahora ¿cómo hacemos y cómo los diferenciamos?. Esto implica que el terapeuta opere de forma tal que se logre un resultado. Conseguir por medio de una intervención, de una interpretación que el paciente se pregunte por algo. Aunque haya un pedido de análisis, una consulta, hay que poner en forma esto, hay que hacer, lo que Freud llamaba la neurosis de transferencia. ¿Eso qué es? Que el sujeto crea que eso que le pasa dice algo y que dice otra cosa, que desconoce, y que los argumentos, la significación que se da no le sirve. O sea que hay un saber distinto al cual puede acceder. Esto no se opone a que no todo se puede saber, porque en realidad uno va descubriendo que siempre hay algo que se escapa.

¿Qué quiere decir esto?. Esto es estructural: uno va buscando sentido, significación que le alivie el síntoma. Y eso es lo que se llama el amor al saber. Pero en realidad, lo que esconde todo eso es un rechazo a saber, un rechazo a saber por la responsabilidad del sujeto en sostener algo que se llama el goce. O sea que el primer paso, es creer que eso dice algo, es creer en el inconsciente, y no es fácil creer en el inconsciente. Por esto, porque estructuralmente hay un rechazo a saber sobre el goce, lo que se quiere saber es el sentido. Por eso también muchas veces los pacientes tienen un tiempo muy corto de análisis y se van. En realidad uno cuando va a análisis, va en busca de un anhelo, encontrar "paraísos colectivos", y en realidad se va encontrando con que hay "infiernos comunes". El infierno, dice de la angustia.

Vayamos a puntualizar algo en relación el acto. Porque acting out significa un "acto fuera" Un pasaje al acto también. Y acto analítico es un acto. Y también están las intervenciones en acto. El acto es definido por un hecho, una acción y un estado del ser. Eso toca a la palabra acto pero hay diferencias entre estos cuatro que nombraba anteriormente en relación a nuestra práctica. Sea el acting out, como el pasaje al acto, marcan algo fuera de la palabra y un adentro de la acción. Pero esto no es condenable si lo sabemos escuchar, porque esos actos siempre vehiculizan una verdad. Remarco esto porque hubo todo un tiempo dentro del psicoanálisis donde un paciente que hiciera un acting o un pasaje al acto, era tomado como ¡que horror, qué mal analista, las cosas que hace!. Se pensaba que no había sido escuchado y no había sido bien interpretado.

El psicoanálisis - dijimos- supone el acto de la palabra, necesario para que se produzca el efecto de verdad, pero, ¿cómo surge la verdad? Por el lapsus, por los errores, por lo que falla. Entre esas cosas pensemos especialmente el acting, no el pasaje al acto. O sea, es en esas fallas donde se lo caza, se caza algo de la verdad del sujeto.

¿Y la verdad que es? Es un efecto de significación, es la significación que uno le da al ser. Por eso no hay verdad universal. Cuando decimos"yo tengo mi verdad", el otro tiene su verdad. Entonces no hay verdad absoluta.....es porque es un efecto de significación.

El acting out está ubicado por Freud, en ¨Recordar, repetir, reelaborar¨, como agieren, es la palabra que él usa. Eso en un primer momento.

Como les decía, se enfatizó por los postfreudianos que el acting out, era algo que se producía por no haber sido bien interpretado, no había sido interpretado correctamente. Era una cuestión de interpretación y de sanción.

Lacan dice en un Ornicar, que marca la línea de cómo pensar el acting out, dice "que el acting out, lo que dice, no es sujeto sino verdad". Esto es una orientación diferente en el abordaje del acting out. Tal vez, un acting muchas veces se produce por un exceso interpretativo, no por una falta de interpretación. No es lo mismo pensarlo como falta de interpretación a pensarlo como el modo que tiene el sujeto de manifestar una verdad en relación a algo que no puede decir.

El pasaje al acto tiene otro estatuto. Por un lado, va dirigido a lo que se llama el gran Otro. Pero el gran Otro como imbarrable, como alguien que no le falta nada. Y por el otro lado, que ese sujeto el del pasaje al acto, se barra de una forma tan radical dice Lacan en el Seminario 10, que se "hace" objeto.

En el análisis pasan determinadas cosas con los pacientes que yo decía, ¿esto qué es?...¿es un acting, es un pasaje al acto?. Porque no es el mismo abordaje, no hay que operar de la misma manera. Hice una tablita que intenta marcar determinadas características en cada uno.

PASAJE AL ACTO

ACTING OUT

Rechazo al saber

Lo Imposible de saber

Angustia

Angustia

Exceso- Embarazo

Turbación

Dejarse caer (a)

Fantasma

Egosintónico

Egodistónico

Intervención en acto

Puntuación

Esto se puede leer en el seminario 10 sobre "La Angustia". En el pasaje al acto, la relación al saber es un rechazo a saber sobre algo posible.

En el acting out: el acting out se produce cuando el sujeto se enfrenta con lo imposible de saber, lo que nunca podrá ser apresado. En los dos hay angustia. El pasaje al acto tiene una característica, que es el exceso. El pone en un cuadrito embarazo, toma la palabra embarazo: es algo que va creciendo que excede.

En el acting out, es una falta, turbación, es cuando se queda sorprendido, turbado, no sabe dónde está, es la falta. En el pasaje al acto es un dejarse caer, usa la palabra tombé, tumbar, porque es un caer del sujeto, haciéndose objeto, pero dirigido al gran Otro. Este dejarse caer está en relación al objeto. En el acting out, el objeto está en relación al fantasma, está en relación al fantasma. El pasaje al acto es egosintónico y el acting out es egodistónico. Por eso la turbación. Pensaba que aquí se pueden dar dos tratamientos posibles. En el pasaje al acto de lo que se trata - por supuesto en el caso por caso, pero en general- de la intervención en acto.

Y en el acting out –uno podría decir- producir una pregunta, una puntuación. Algo que pueda empezar a preguntarse el sujeto. Porque el problema que dice Lacan con respecto al acting out es que si uno lo interpreta, lo fomenta. O sea produce más acting out. ¿Por qué?. Porque está en relación con lo imposible de saber. Entonces si se le da más sentido, entonces se le da consistencia y más se genera. En el pasaje al acto, el sujeto se pone en el lugar de la falta del Otro, en el lugar del objeto. Es condición, en el pasaje al acto, la identificación al objeto que se le supone a ese Otro. Por eso Lacan dice que el pasaje al acto es mucho más común en las psicosis o en las neurosis obsesiva. Y que el acting out queda más del lado de la histeria.

Por eso muchas veces con estas cuestiones de la histeria, de los amagos de suicidio uno dice no lo va a hacer. No hay que embromar con eso, pero es cierto que en la histeria está más la problemática del acting out.

Se puede tomar el caso de la joven homosexual y de Dora para diferenciar el pasaje al acto y el acting out, como lo hace J. Lacan en el seminario 10.

En la joven homosexual, el pasaje al acto es saltar la valla, que haya un tren digamos, Lacan dice es un intento de garantizar el deseo del padre. Es ante la mirada del padre que salta la valla. Hacerse objeto de esa mirada. Se trata de eso. Mientras que el pasearse con la dama ante la mirada de los otros es el acting out: es mostrar eso imposible de saber: la no-relación sexual dice Lacan en el Seminario.

O sea que hay en ambos fenómenos una relación intima al objeto, al objeto perdido, donde se apoya la castración. Y ésta va a retornar sobre el sujeto especialmente en el pasaje al acto. En el pasaje al acto el sujeto se barra al máximo. Por eso Lacan dice se subjetiviza en el pasaje al acto. El sujeto radicaliza la barra, tanto que se identifica al objeto. En la joven homosexual ante la mirada del padre que la ve pasear con la dama, queda barrada de tal modo, que da el paso y lo dirige a él. Es la característica del pasaje al acto: dejarse caer. Después son actos, que si no se logran, recaen sobre el sujeto. Este es el mecanismo.

El objeto a, dentro de las distintas acepciones que tiene –porque está el objeto del fantasma, el objeto de la pulsión, el objeto perdido- es también un objeto de amor y es objeto de duelo. Esto se juega en el pasaje al acto. Lacan en el Seminario 10 en relación al pasaje al acto dice que es el objeto que supongo que al Otro le falta. Por eso se dice que en la psicosis, el sujeto psicótico queda igualado –o sea falta el punzón del fantasma. Queda igual al objeto.

En el pasaje al acto Lacan dice que hay un exceso que empuja a lo real. Pero que es un saber que se rechaza saber como tal. Por ejemplo en la joven homosexual, lo que se rechaza es saber sobre el goce del padre; cuando ella se siente engañada, traicionada por el padre. O sea que cuando eso se rechaza, se actúa, se pasa a la acción. Y se ve claro que esto es siempre en relación a un exceso. Y por eso los ejemplos. Tomaba el de Freud de la joven homosexual, porque los ejemplo que se me ocurrían de pasaje al acto tenían que ver con la psicosis.

El tratamiento en un pasaje al acto lo pienso desde el lado de la intervención en acto. La intervención en acto es un cálculo que hace el analista. O sea algo hay que frenar de ese empuje, de esa caída.

Ahí tampoco se trata de interpretación. Uno no le puede decir a alguien que dice me voy a matar...bueno, pero usted se quiere matar porque quiere...No. No se puede interpretar esto. Una intervención en acto implica un cálculo. Es cortar algo. Y el analista lo debe sostener en consecuencia.

En el acting out también se muestra, pero ya no al gran Otro sino al semejante, al otro semejante, por medio de una conducta pasiva. Lo que pasa es que ese semejante encarna al gran Otro: o sea la relación que establece el sujeto con los significantes.

Dice Lacan que esa tendencia al Otro hace en el actino out que el objeto exista a tal punto que se vuelva insensato como el super yo. En el acting out el deseo recorre un camino singular. En el pasaje al acto no hablamos de deseo. Hablamos mas de un empuje a lo real, de hacerse objeto. O sea que el acting es una mostración anudada a un deseo. En general sale como la mona... Pero se muestra y se vela esto: ese saber imposible de saber. Es cuando el sujeto se confronta con algo: que no hay relación hasta con la impotencia. Implica un llamado a la interpretación, busca la interpretación.

Incluso por la relación a la angustia que tiene el sujeto. Pero eso sería caer en una trampa porque daría mayor consistencia a eso que se está formando ahí. No se trata tampoco de prohibirlo, ni de reforzar el yo.

Lacan es el que marca estas puntuaciones, estas características digamos. Incluso llega a decir que todo acto, toda conducta que uno tiene, que no pasa por el análisis es un acting out.

Se trata de intervenir de forma tal -de puntuar algo- para que el sujeto mismo sintomatice algo de esto en tanto incógnita.

Como decíamos, una de las características del acting out tiene que ver con la falta, es que de algún modo trata de obturarse esa falta.

En el pasaje al acto hay un exceso que se trata de cortar, de poner un límite. Por eso es el empuje, la cuestión del suicidio y todo eso.

Les quería comentar un episodio de una paciente que lleva varios años, una chica que empezó a los 16 años. Ahora tiene 21. Empezó el análisis y nunca supe como sostuvo esos 5 años, porque no había nada!. No había pregunta, no había nada, sin embargo sostenía las entrevistas.

Hay un episodio que es un acting out que marca la entrada en análisis -porque la histeria suele entrar en análisis por medio de un acting out- que estando en una ciudad balnearia, ella con una amiga, dos chicos la invitan.

Y la invitan a ir a bailar. Ella va a bailar. Estaba hacía un año sin novio y estaba preocupada por esto. Porque para una mujer histérica quedar sin un hombre al lado es difícil. Era para lo único que le servía el análisis en ese momento.

Eso y toda la relación con el padre.

Cuando van a bailar, este muchachito -que indudablemente no sabe lo peligroso que es una mujer confrontada a la Otra, sin límite- saca a bailar a otra delante de ella.

Ella no sabía ni el nombre del muchacho pero esto la enloquece. Entonces se va ofendidísima. Además sin poder llamarlo porque no sabía el nombre...era terrorífico. Se ve bien la cuestión de la turbación, de la falta, porque ella queda al desnudo el muchacho le encaja a la otra así!!!!!!!!, no podía dejar de mirar.

Participante: ¡Qué tiene la Otra!

V.C.: Por supuesto!. Esa es una pregunta para cualquier mujer.

Sale del lugar con la amiga. Mientras esperan el taxi, agarra la hebilla y le destroza el auto con la hebilla; se lo raya de una forma infernal, y le desinfla las gomas.

Por supuesto que a las 6 de la mañana en el hotel se escuchan gritos de este muchacho que viene a matarla...y tiene que llamar a la policía. La tiene que acompañar la policía hasta la terminal de ómnibus.

Entonces ella cuenta la cuestión, angustiante, que eso fue un impulso para ella: rayarle todo el auto.

Y además decía: no sé que puedo decir de eso porque no lo conocía. No lo quería, no sabía ni el nombre. Pero algo del fantasma tocó y la enloqueció.

Si yo hubiera interpretado ahí su relación con el padre, que tenía que ver, no sé...hubiera habido varios autos más rayados pienso.

Fue ir tratando de armar algo para que eso le hiciera una pregunta; qué quería decir.

Ella decía pasó eso y pasó. Y ya está. ¿Ya está por qué?. Porque el acting out angustia mucho. Es...¡lo que me mandé!. Además es cierto que queda barrada, inconsistente, loca...El tipo le gritaba: ¡loca! ...sí, loca.

Me parecía un ejemplo de lo que es el acting out y lo difícil de su tratamiento. A la vez no se puede frenar eso .A la vez eso marca una verdad, de ella que es la verdad de esta relación con la Otra y con un padre que es considerado como muy mujeriego.

A partir de eso, y de una paciencia desesperada.., esta chica empieza a construir algo de esto. O sea que hay veces que incluso la entrada en análisis está sancionada por un acting. Es un problema que no se puede minimizar, pero es inevitable.

Por supuesto hay personas que no hacen acting. Bueno fantástico! Volvamos a la relación con la turbación, a la falta que se produce en ese momento, es que Lacan dice que el acting out está más del lado de la histeria.

Este caso también permite ubicar lo imposible de sabe, y su relación con L/a mu/jer no existe como otro de los nombres de la no relación sexual, pregunta sin respuesta ¿qué es, qué quiere una mujer?. Imposible de saber!... y los hombres padecen más que nosotras de esta demanda.

En el acting out se produce un nudo entre angustia y deseo. Y es ese nudo lo que empuja. Empuja a la acción. Esto dentro y fuera de la transferencia. El acting out es sin causa.

Esta chica lo podía decir muy bien. La ventaja que tenía era que no tenía nada que ver con el psicoanálisis. Ella decía no sé porqué. Es sin causa pero no sin objeto.

Esta es otra diferencia que marca Lacan con Freud. Y si bien es sin causa pero con objeto es que podemos decir que es la guía de una verdad subjetiva.

El Seminario de la angustia es el punto en que Lacan se diferencia de Freud. Hace una relectura, hace aportes. Pero la diferencia es el abordaje de este concepto que es el de angustia y de estos fenómenos. ¿Por qué?. Porque Freud pensaba que eso se producía porque había lagunas que no estaban selladas por la interpretación. Cuando en realidad con lo que el sujeto se tiene que confrontar es que siempre va a haber un agujerito.

Y Freud decía: eso que no está interpretado retorna en un acto, en una acción.

Lacan dice: hay algo que por la forclusión estructural, o sea porque al mundo del lenguaje siempre le falta un significante, es que el sujeto se va a ver confrontado con eso.

El tratamiento para que sea posible analizar eso, es conducir la cuestión hasta el punto que eso que le pasa, que lo lleva a los acting, lo que le lleva padecimiento en la vida –o en el caso de esta chica su relación con los hombres- es que eso se haga síntoma.

La guía es esa, hay que orientarse a eso; hacer que la acción se sintomatice, digamos, para que no esté en acting out. Es conducirlo a eso. Es cierto que en ese recorrido que se va haciendo hay urgencias. Y la urgencia – dice- es la necesidad o falta apremiante de lo que es necesario para algo. Lo pensaba porque la clínica de la urgencia o quienes están en la guardia –no sé si habrá alguien que está en la guardia en el hospital- uno podría decir que es una clínica de esto: de pasajes al acto y de acting out. Con la complicación de que si llegan a un hospital es porque está en juego el cuerpo de una manera muchas veces muy comprometida.

Y es cierto que en determinados momentos uno no puede decir: bueno voy a operar para que se haga un síntoma...No.

El recorrido que se hace desde estos fenómenos: acting out, pasajes al acto, el amor, el odio; es contingente, no necesario. No cualquiera está dispuesto a hacerlo. Tiene que estar la contingencia esta que produzca esa pregunta.

Por eso, en un punto también el acting out puede ser un buen material para el análisis. Y para qué? Para que se produzca algo del orden del acto analítico.

Ahora bien: ahí está el otro acto. El acto analítico no tiene que ver con la acción, con una acción conductual, sino que tiene que ver con una ruptura subjetiva. O sea que hay acto analítico cuando hay un cambio subjetivo, cuando hay un antes y un después en la vida de ese sujeto. Es cierto que hay actos que acontecen y acontecen por la vida, que producen un antes y un después. Pero la característica es que produce una elaboración de saber y que además es el único acto en el cual se puede verificar ese saber.

El acto analítico es lo que implica el cambio subjetivo con respecto a la estructura.

¿Qué es lo que ocurre también en el acto analítico? El sujeto no es el mismo antes y después. Eso es cierto. ¿Pero no es el mismo en qué? En el acting out como en el pasaje al acto, hay en un punto y de diferente manera una identificación al objeto.

En el acto analítico hay una caída de la identificación. Fin del cassette. (...) Hay una certeza que es que a ese punto que se llegó, es así, funciona así. Aunque sea algo que para otro le resulte descabellado.

Decía que de los 4 actos que hablamos es el único que produce la elaboración de saber, permite ser verificado y es el que modifica al sujeto.

Me parece mejor dejar abierto un espacio para que charlemos, volvamos sobre esto y hablemos, a ver qué cosas les han interesado con respecto a esta puntuación de estos fenómenos y de lo que hace a nuestro quehacer que es el acto analítico, que seguir explayándome con estas cosas.

P: ¿Cuáles serían los 4 actos?

V.C.: Yo hablé de acting out, pasaje al acto, intervenciones en acto y el acto analítico. Por qué la intervención en acto. Lacan comentó mucho eso, las intervenciones en acto.

Es cierto que es una acción que se hace. Por eso quería puntualizarlo como un cálculo porque es cierto que por este efecto "lacanioso" se han hecho muchas veces intervenciones complicadas. Una intervención en acto es algo puntual y tiene que ser un cálculo capaz de sostener el analista porque sino pasa a ser un acting del analista

Los analistas también somos sujetos y hay veces que como vulgarmente se diría " el diablo mete la cola" by los actings...y hasta pasajes al acto son de ese sujeto que eventualmente ocupa el lugar de terapeuta.

P: (Pregunta acerca de la vacilación calculada)

V.C.: Es muy buena tu pregunta. Porque además de intervenciones en acto está la vacilación calculada. Es cierto que es el analista el que no sabe, pero a su vez es un sujeto supuesto saber. Y si cree que sabe sonó. Pero es cierto que tiene que saber orientarse y que no puede saber cualquier cosa.

A mí me ha pasado de ir a supervisar un paciente, ir 4 o 5 veces porque el control me decía acá hay que intervenir en acto y yo no me autorizaba. Hasta que no lo tuve claro...Porque después lo tenés que sostener, sino se va. Sería un acting del analista. Pero me parece que no está en contraposición a que el analista no es el que sabe. Pero esto no quiere decir que no tenga que saber. Es más: éticamente tiene que saber a dónde dirige la cura. Dirigir la cura no es dirigir el paciente. Es dirigir la cura y ubicarse respecto al uso de los conceptos fundamentales del psicoanálisis en este caso.

P: En el pasaje al acto, yo pensaba que una intervención puede estar dirigida a barrar al Otro..

V.C.: ...y a sacarlo del lugar de objeto.

P. Se podría decir desidentificarlo con el objeto. Digo barrando al Otro porque se identifica al objeto de Otro.

V.C.: Que se identifica como el objeto de goce. Una paciente psicótica, esquizofrénica –muchos han escuchado el caso porque eran momentos de preocupaciones terribles mías- embarazada por segunda vez. Una psicótica embarazada es un peligro porque lo real está ahí, en el cuerpo.

Llama un día al consultorio y se me ocurre preguntarle por el chiquito que tiene 2 años. Entonces me dice que está en la calle jugando solo. Entonces le digo: usted va a su casa y trae a ese chico. No quiere. No importa, va y lo trae y cierra con llave su casa. Y me tiene que llamar. Llama y me dice: el señor guarda de la esquina me dijo que casi se lo lleva puesto un taunus al nene. Fue toda una discusión: era o no un pasaje al acto? Yo lo tomaba como la indiferenciación que había entre el niño y ella. El exceso que se producía de goce –después hubo que internarla cuando avanzó el embarazo-. Era un embarazo, real y tomaba esa figura lo "forcluido en lo simbólico retornaba en lo real". Y es cierto. Había que intervenir ahí de forma tal de acotar y de ordenar mínimamente eso. Que no estuviera tan (.....) de esta cuestión que era un empuje. Es una paciente que a ella le hablaba un gallo. Y el gallo le hablaba que tenía que hacer el sacrificio de Abraham. El sacrificio de Abraham es matar a su hijo.

Como tengo algunos pacientes psicóticos tengo una Biblia. Me vino muy bien la Biblia y le dije que ahí estaba escrito, que ese acto que Dios había pedido ya había sido consumado. Eso se puede hacer en la psicosis. Eso es adelantarse porque estaba en análisis esa mujer pero sino...

Se puede ver claro en esos actos las características del pasaje al acto.

P: (Se trata de un comentario acerca de un caso, de una derivación de un paciente que tiene un hijo con síndrome de Down. El paciente tiene un accidente automovilístico donde fallece un día antes de la entrevista. ¿Esto es un pasaje al acto? ¿Cuáles son los límites, pero teniendo en cuenta la escucha?

V.C.: Si no hay un sujeto que habla no se puede decir que es un pasaje al acto. Es cierto que salvajemente uno puede decir eso. Pero por ahí no porque también es cierto que lo real y las contingencias existen.

Pregunta inaudible

V.C.: ¿Qué es lo que marca la diferencia?

Pregunta inaudible

V.C.: El exceso de interpretación y los excesos de acting out que hay ahí.

Pregunta inaudible

V.C.: Exacto. Sino se haría un análisis salvaje o basado en una cuestión muy imaginaria de dar absolutamente sentido a todo. Y esto es riesgoso por eso yo decía que el andamiaje teórico que uno tiene marca las diferentes intervenciones como analista en la clínica.

Pregunta inaudible

V.C.: ¿Cómo diferenciar si es o no un acting, un pasaje al acto, lo que sea? De acuerdo a lo que diga el paciente de eso. Esta chica del episodio del auto. Si ella no lo dice en análisis no pasa nada. Puede seguir así toda su vida. De hecho tuvo después asociaciones y había tenido unos episodios escandalosos y que yo los desconocía.

O cuando se habla de la relación con el cuerpo, de las enfermedades. Es el sentido que le da el paciente lo que uno puede decir. Tiene que ver con eso. Más allá de que tenga un virus, de que tenga no sé que. Para este sujeto también es la interpretación que en todo caso da el paciente. Por supuesto el analista sanciona con la escucha algo de eso. Lo sanciona de la buena manera digamos. Se puede trabajar a partir de eso. Pero hay alguien que a lo mejor no le dice nada una enfermedad o un pasaje al acto. Es cierto. Es de acuerdo a lo que diga el

sujeto que fue eso que es para él. Es más: hay cosas que pueden ser sancionadas por un paciente como algo que lo conmueve siendo una tontería. Es por la significación , es por el sentido que uno le da que eso adquiere un estatuto distinto. Qué se yo...: que el marido le haya servido vino antes a la mujer del amigo que a ella...Puede adquirir para una mujer un sentido y eso hacer una cuestión. Es cierto.

Pregunta: Cuando empezaste a hablar dijiste que hoy en nuestro país la clínica hace que uno vea muchísimo estos casos. Tanto de uno como del otro.

V.C.: Por supuesto que hoy más con la cuestión social. Pero no solamente la cuestión social respecto de la angustia. El discurso social que hay. Esto que se dice de la globalización y demás. Es un empuje a esto. Es la única salida que tiene el sujeto para decir algo de su verdad.

Pregunta inaudible

V.C.: Pero además en relación por ejemplo a lo que es Argentina, lo difícil que nos resulta a nosotros porque la realidad está: uno no puede decir "los cartoneros no existen, acá estamos todos bien", "la desocupación debe ser porque su papá le pegó cuando era chico". No se puede decir esas cosas. Hay una realidad que está. Y es complicado porque eso lleva también a otras cuestiones, porque es la impotencia, es lo imposible de modificar.

A la vez uno tiene que ir introduciendo la posibilidad de si el sujeto ve algo de él eso inmodificable se modifica en la relación de él con eso. No sé si me explico.

La crisis argentina, lo que se llama la crisis argentina, es complicadísima porque de algún modo da argumentos justificado de porqué se fracasa.

Está bien , hay una variable que es esa. Pero hay otra variable que es la subjetividad, y no es lo mismo abordar la llamada realidad de una u otra manera, pues la realidad siempre es fantasmática, por ello no hay que sumarle a lo social lo singular. Esto no excluye la toma de posición, de compromiso social de un sujeto. Las cuestiones estas de los actings o de los pasajes al acto, especialmente en los jóvenes pensaba que se justifica, como un signo de libertad.

Pregunta: No tendría que ver con algo relacionado a la ley. Pareciera –quizás es algo sociológico- que mucha ley no hay.

V.C.: Esto es lo que ha ido cambiando. Se ha ido modificando la posición del hombre y de la mujer, y los efectos que esto trae respecto a los sujetos. Es cierto.

Acuerdo con vos que uno podría decir no hay mucha ley. Lacan por ahí dice que hay un exceso de ley porque se puede llegar a convertir en el superyó más insensato. Estarían las dos cosas. Algo que no ordena. No sé como pensarlo. Si me ayudan podemos pensarlo mas. Pero es más complejo aún. Porque la ley que puede representar digamos –lo pensaba hasta como ejemplo desde nuestro lado en relación al pasaje al acto-, de algún modo haciendo la intervención en acto, pone algo de un S1, de un significante uno. Pero no es suficiente Es lo que frena eso pero no es suficiente.

Pregunta: En relación a esto vos hablaste de la contingencia en estos fenómenos, que tiene que haber algo contingente. ¿Qué es? ¿Es un hecho lo que se produce en la vida de un sujeto o tendría que ver con la estructura también?

V.C.: La contingencia es el encuentro con algo... Cuando uno dice contingente es que no es necesario, no tiene porque producirse. Se puede producir o no.

La experiencia en el análisis nos muestra que se puede haber recibido o dado interpretaciones y es sólo en un momento preciso que eso hace clic. Es contingente.

No es necesario que para que haya una entrada en análisis haya un acting out o que todas las psicosis sean un pasaje al acto continuo. No.

Pregunta: Yo pensaba por ahí que si había estructuras que son favorecedoras al acting. Una estructura particular ...

V.C.: Y es cierto que hay un problema para uno como analista poner en caja eso porque hasta que eso mínimamente no se pone en caja, por decirlo de alguna manera, no se puede hacer nada, no se puede trabajar. Es cierto.

Y es cierto que hay pacientes que no pueden parar con los actings. Que circula el análisis por los actings. Y es desesperante Porque la verdad es que sí, algo hay que frenar de eso, y a su vez....

Hasta que no se toca ese punto de verdad, pero desde el lado del sujeto....el analista haciéndole de linternita, venga, es por allá y que no mire para el otro lado.

Además -me pongo vehemente porque son cuestiones que confrontan con un punto de impotencia. Pero uno no se tiene que quedar con eso porque sino sería la impotencia del analista...y no vienen ni los perros.

Preguntas inaudibles

V.C.: Se cree menos en esto de la palabra porque hay una idealización –en el sentido de un ideal- en relación a los objetos. Objetos de satisfacción que sabemos que son cada vez más insatisfactorios.

Pregunta inaudible

V.C.: Por eso se me ocurrió tomar eso que dice Lacan, que el sujeto ama saber pero sobre un sentido. Por eso lo difícil que es hacer una entrada en análisis. Pero rechaza saber sobre eso que en un punto le trae una satisfacción paradojal. Es paradojal porque por otro lado sufre, padece y se le vuelve en contra.

Y es ahí –pienso que teniendo el andamiaje teórico y como uno se ubique también por la experiencia de análisis que uno tenga- hay alguna posibilidad.

V.C.: Les quiero decir algo. Para mí ha sido un gusto. Me he sentido muy cómoda. Espero que mínimamente algo nos haya quedado en relación al cuadrito. La puntuación es esa. Les agradezco muchísimo.

Mirta Brittes: Le agradecemos a Verónica.

Buenos Aires, 14 de agosto de 2002

HOSPITAL DE EMERGENCIAS PSIQUIATRICAS DR. TORCUATO DE ALVEAR

[1] Desgrabación a cargo de la Lic. Alejandra Paz



Comparta esta pagina en tu red social preferida...
Para anunciar en www.elpsicoanalisis.net llamar al 4801-7049 de lunes a viernes de 9 á 18 hs.